Home / España Politica / La amenaza velada de Iglesias: si continúa la crispación, los próximos escraches pueden ser contra Ayuso o Abascal

La amenaza velada de Iglesias: si continúa la crispación, los próximos escraches pueden ser contra Ayuso o Abascal

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha expresado este martes su preocupación por las manifestaciones que se han producido frente a la casa del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, así como de la suya propia. El también secretario general ha manifestado que, si la crispación continúa, «se sabe dónde empieza pero no dónde acaba»: «Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros o de la casa de Abascal».

En una entrevista concedida a La Sexta y recogida por EFE, el vicepresidente ha afirmado que no ve «muy grave» estas protestas, si bien sí las ha calificado con el término «malo» y ha reclamado que el derecho a la manifestación se proteja «pero evitando situaciones de crispación que nadie deseamos». A su juicio, sería un error que la gente entendiese que la forma de protestar es ir a su casa o a la de «Ayuso, Abascal, o Espinosa de los Monteros».

«El problema es que esto se puede generalizar y esto va a terminar ocurriéndole a otros líderes políticos. Hoy es gente de derechas manifestándose en la puerta de mi casa. Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros, de la casa de Abascal…», ha avisado Iglesias. El secretario general de Podemos también ha considerado que los periodistas también podrían sufrir este tipo de protesta en su contra.

«Jarabe democrático»

En 2013, cuando presentaba el programa «Fort Apache», Iglesias afirmó que le hacía «mucha gracia» que «algunos partidos critiquen los escraches y los abucheos organizados a ciertos políticos». «Lo que está claro es que los ciudadanos están hasta el gorro de algunos de sus representantes y de los escasos medios de participación democrática de nuestro sistema», añadió.

«Hacía falta que se viera en los medios a la gente pidiendo cuentas a las élites, eso que los politólogos llamamos «accountability»». Eso es lo que han conseguido los escraches, democratizar los debates políticos. […] Los escraches son el jarabe democrático de los de abajo», insistió.

Probablemente, a esas mismas palabras de Iglesias se refería el líder de Vox, Santiago Abascal, cuando ha criticado las declaraciones del vicepresidente de este martes. Tras acusarle de amenazar con «mandar a su partida de la porra» a su casa, ha recordado en Twitter que «el jarabe democrático lo inventó él».